Cómo usar KingROOT para rootear móviles Android sin PC

Si quieres rootear móviles Android, incluso los chinos sin ordenador, has llegado al lugar adecuado, aquí te explicamos cómo hacerlo con KingROOT de forma rápida y segura.

Rootear móviles Android usando KingROOT

A continuación, te vamos a detallar todos los pasos que debes seguir para hacer root a un móvil con sistema operativo Android, utilizando para ello KingROOT, el cual nos permite rootear móviles sin la necesidad de un PC.

1) Descargar KingROOT para Android

El primer paso es descargar la versión de KingROOT para móviles Android desde el siguiente enlace, no te preocupes, ya que es la web oficial:

Descargar KingROOT (Android)

2) Instalar KingROOT en Android

Una vez descargado el APK de KingROOT, lo instalas, eso si, para poder instalar aplicaciones de orígenes desconocidos tienes que activar dicha opción. Si no lo tienes activado, se hace de la siguiente manera:

Entra en “Ajustes“, luego en “Seguridad” y seleccionar la casilla “Orígenes desconocidos“, importante, que quede marcada para su activación. Ahora ya, vuelve al paso número uno y descarga el APK para poder instalar KingROOT.

3) Rootear móvil (celular) Android con KingROOT

Una vez tenemos instalado KingROOT en nuestro móvil, sólo tenemos que hacer clic en “Start root”, esperamos un poco hasta que llegue al 100%, y cuando nos salga el mensaje “Root succesfully“, nos aparecerá un botón en la pantalla para rootear el móvil, púlsalo y listo.

Peligros de rootear móviles Android

Si finalmente decides hacer un root a tu móvil, debes saber, que perderás la garantía de fábrica, eso quiere decir, que si por cualquier motivo se estropea el móvil o surge cualquier problema con su funcionamiento, tendrás que asumir los gastos de la reparación.

Ahora que ya conoces cómo puedes rootear cualquier móvil con sistema operativo Android, debes meditar si te merece la pena o no. Claro está, los beneficios que obtenemos al realizar esta operación son amplios, sobre todo, tener un control total de nuestro teléfono, de por ello, medita muy bien esta decisión.